lunes, 3 de diciembre de 2012

Madrid en los 90: entrevista con Fatfish


Recorrer las calles de Madrid se hace cada día más difícil y oscuro para el aficionado a la música electrónica, hace años que ya dejó de ser una actividad popular quedar para ver discos y comentar con el dependiente de turno, sin embargo, si echamos la vista veinte años atrás podremos atisbar un Madrid diferente donde las tiendas de discos poblaban innumerables pisos y calles de la capital. ¿Alguien se acuerda de aquellas largas colas en Del Sur o de tiendas como Level Records o Mad House? Discorder fue uno de los ejes sobre los que giró parte de ese Madrid subterráneo de los noventa, una época donde ademas la música electrónica vivía un momento de descubrimiento constante. Los clubes y tiendas no fueron ajenos a este esplendor y colaboraron de innumerable maneras para hacérselo llegar al mayor numero de gente posible. Pasen y lean, con ustedes Richard Fatfish, responsable de Discorder entre 1994 y 2004.

Me gustaría comenzar esta entrevista hablando de los comienzos de Discorder, de como un grupo de gallegos deciden venir a Madrid a comienzos de los noventa y abrir una tienda de música electrónica de referencia en toda España. Si mal no recuerdo ya existían algunas tiendas como Mad House, Rotor, Quality, Intergroove, AMA. ¿Qué aire se respiraba en esos momentos en la ciudad para que os decidierais a abrirla?

En realidad, yo llegué a Madrid en el 86, ya que me vine a estudiar sociología y en aquella época era una ciudad muy viva, con una enorme actividad cultural, cosa que realmente se ha ido manteniendo durante los noventa y que a partir del nuevo siglo, creo que lo cosa empezó a cambiar... En aquellos años se podía salir a diario, siempre había conciertos, tanto en salas grandes como en las pequeñas. He estado en infinidad de conciertos y me ha marcado, por ejemplo, haber visto a James Brown, a Frank Zappa, Public Enemy, Nitzer Ebb, Front 242 en el 89, etc... Mi socio en Discorder, Santiago Casanueva, con quien disfrutaba de nuestra afición a la música y a coleccionar discos, me propone abrir una tienda y nos embarcamos en la fascinante aventura de crear una empresa, la cual ha sido realmente mi primer trabajo y del que guardo muy buenos recuerdos ya que aprendimos mucho, conocimos a mucha gente fascinante y escuchamos mucha mucha música. Posteriormente, se nos unen dos abogados que no ejercían como tales, Santi Risco y Julito Fake, amigos de La Coruña y amantes de la música como nosotros. Cierto que ya existían numerosas tiendas en Madrid, y, de hecho, conocíamos a todos los que en ellas trabajaban y con quienes manteníamos una excelente relación, intercambiando material, colaborando en eventos, invitándoles a pinchar o lo que fuese. Actualmente, me sorprendo pensando que pudiésemos mantener durante 10 años un negocio que nos entusiasmaba y del que vivíamos, simplemente, vendiendo discos...y de la música que nos gustaba, claro.

Desearía profundizar en vuestra implicación dentro del ambiente musical de la ciudad durante los años que siguieron a la apertura de la tienda. Debemos recordar que en Madrid empiezan a aparecer innumerables clubes como Bali Hai, Davai, Midday, House of Devotion... Aunque a vosotros siempre se os ha asociado con una vertiente mas purista del techno, debido sobre todo a las innumerables fiestas que promocionabais en Voltereta, también llegasteis a traer por primera vez a la ciudad a figuras como DJ Hell, DJ Vadim o Patrick Pulsinger.

Teníamos y sigo teniendo, por supuesto, muy buena relación con Muerto y Focus, de hecho ambos han trabajado con nosotros en la tienda en diferentes etapas. Por ejemplo, Muerto, además de pinchar como residente, se encargaba de programar con nosotros en el Voltereta de Alcorcón. Para todo ello nos encargábamos en Discorder, de esa manera, han pasado artistas como Claude Young, Oliver Ho, James Ruskin, Jeff Mills, The Advent, Tobias Schmidt, Dave Tarrida, Carola, etc.. Como a nosotros nos gustaban también otros estilos de música y muchos artistas diferentes a los del techno, nos lanzamos a realizar un evento mensual los miércoles en el Bali Hai. Por ahí pasaron Patrick Pulsinger, Amon Tobin, DJ Vadim, Ashley Beedle, etc...



¿Siguen Focus y Fake & Wage pinchando? ¿Qué ha sido de ellos?

Focus actualmente produce música para grandes eventos (inauguraciones, presentaciones o programas de tv) y si que sigue pinchando de vez en cuando. Hasta hace poco promovía una de las sesiones más interesantes, bajo mi punto de vista, de Madrid, las Black Book Sessions. Yo suelo invitarlo a pinchar a Coruña cuando puedo, la última vez ha participado con nosotros ha sido en el Post-Artec, en abril de 2012. Fake está viviendo en Coruña y actualmente programa en Bunker Plagen, que son sesiones bimensuales de idm, ebm, electro y techno para 100 -150 personas. Waje también sigue pinchando y ha estado promoviendo junto a otro socio, las sesiones de electro 8z8. También viene a veces a Coruña a pinchar, la última junto al Dr. Smoke hará un par de meses.









Háblanos del grupo que formaba Discorder, muchos de vosotros erais djs y productores. Pienso en tí mismo, pero también en Focus o Fake & Wage. ¿Cómo era vuestra actividad en esos años dentro de la ciudad? ¿Llegasteis a promover algún sello?

La verdad es que el eclecticismo ha sido una característica de Discorder. Allí vendíamos house, electro, idm, industrial, noise, techno, jungle, dub, drum'n'bass, downtempo, jazz, nujazz, funk, disco, hiphop, etc... Fake se decantaba por el electro, junto a Waje forman Robotique en la sala Maravillas, germen de lo que sería el FIB años más tarde (de hecho, han pinchado allí el primer año). Focus, junto a Pitch, Muerto y Oscar Mulero, forman el colectivo Dark Archives, pionero en Madrid a promover el jungle y el drum'n'bass, con un una residencia semanal llamada Altered States en el Yasta. A mí, como me gustaban todos esos estilos, he sido invitado a pinchar a esas sesiones y además, hacía mis sets de house, techno, jazz, según el estilo de la sala. Por Discorder han pasado amigos entrañables y de los que hemos aprendido mucho, unos que han trabajado con nosotros como como Flavio, Laura, Ppino, Pitch, Victor, Pilas, Fredy Babia, el Ruso, Jorge Triburbana y otros habituales como Buitre, Sandro, Patxi, Ike, Oscar Mulero, Waje, Willem... y muchos otros.

Fatfish himself
Habrá mucha gente que nos lea que por diferentes razones no haya visitado una tienda de música electrónica en la década de los noventa. ¿Nos podrías comentar que era lo que mas vendíais, que tipo de público teníais o que eventos montabais en la propia tienda? Supongo que durante la segunda mitad de los noventa viviríais un autentico apogeo de la música electrónica, podríamos decir que se popularizo para lo bueno y lo malo, debes de tener mil y un anécdotas. 

Cuando abrimos Discorder, apostamos por traer material de USA, de Chicago, Detroit y New York, principalmente. En Madrid no había donde pillar esos vinilos ya que casi todo era de discográficas alemanas, belgas, holandesas o de UK. Sellos como Trax, DJ International, Communique, Relief, Prescription, Cajual, Guidance, KMS, M-Plant, Axis, Synewave, Fragile, Transmat, Planet E, Direct Beat, UR, etc... se fue corriendo la voz y poco a poco fuimos funcionando. Por supuesto, también teníamos música europea, sellos como Chain Reaction, Basic Channel, Sähko, R&S, Apollo, Warp,Tresor, Ninja Tune, Klang, Sabotage, Mego, Nuphonic, Ladomat, Sativae, Kurbel, DiskoB, Metalheadz, Looking Good, etc.. entre otros muchos. A la vez, traíamos discos de Q-Bert para hacer trucos, reediciones de música disco, soul, jazz, funk, nujazz, broken beats o incluso bandas sonoras de pelis de Hitchcock, de Jess Franco... rarezas y material de colección. En aquella época nos llamaba gente de toda España y les pinchábamos la música por teléfono y les enviábamos los paquetes. Casi la mitad de los discos se los pillaba gente de fuera de Madrid o que venían los sábados a la tienda a por música o que se los enviábamos. Gracias al curro en la tienda nos salían bolos en muchos lugares de España ya que muchos clientes eran dj's residentes en los clubs de sus ciudades: Pamplona, Bilbao, Zamora, Valladolid, Valencia, Toledo, Asturias y por supuesto, Galicia.

Ya hemos comentado que promocionasteis innumerables djs o fiestas en Madrid. ¿Nunca pensasteis en realizar un festival? SONAR durante finales de los noventa estaba tomando un rumbo de éxito muy definido.

Que la aparición de Sónar ha sido fundamental en el devenir de la escena electrónica en España nadie lo puede discutir. Simplemente, nos ha situado en el mapa de la escena electrónica mundial. Particularmente, a nosotros nos ha ido muy bien los primeros 5 años que acudimos al festival a montar stand y realmente, vendíamos muchos discos, nuevos clientes, conocíamos artistas que nos gustaban, nos encontrábamos con nuestros proveedores europeos que estaban de fiesta por allí, etc... Con los años, comenzó a masificarse e incluso llegó a desaparecer la feria discográfica dentro del festival. Pero, siempre se ha dicho: ¿por qué no en Madrid?, ¿por qué Madrid no ha tenido un festival similar si hay quizá más número de sellos, clubs, productores, dj's, y puede que hasta más nivel artístico que en Barcelona? Puede que una de las razones sea que en Madrid nadie haya conseguido los apoyos institucionales que han tenido en Cataluña. Allí las Instituciones han sido más inteligentes y han sabido apoyar iniciativas culturales para atraer gente de todos lados: el beneficiado es siempre la ciudad y sus habitantes.

Me gustaría que habláramos un poco de como afectaron los nuevos soportes a una tienda de discos como Discorder. Entiendo que el cambio seria gradual pero sin posibilidad de volver a lo que fue el principio.

Llegado el siglo XXI, se veía que o tenías tienda online o lo ibas a pasar mal en el futuro. Nosotros teníamos una web hecha a mano en html por Santi Risco en donde colgábamos todo nuestro stock, pero no supimos o quisimos invertir en aquello al 100% (no se podía escuchar ni comprar con tarjeta). En aquellos momentos irrumpen las descargas de mp3 que provocaron un descenso en las ventas que muy difícil de resolver. Ciertamente no se podía volver a la situación inicial y acabamos cerrando. Una pena.

Por último, darte las gracias y pedirte que nos hables de como vives las pinchadas actualmente y el mundo del coleccionismo particularmente, sabemos de que en ningún momento has dejado de lado la música ni la promoción con las fiestas Artec de Coruña.

Desde que he dejado de comprar y vender música en Discorder, me he volcado en comprar únicamente. Compro solo vinilo y pillo material de todo tipo, nuevo, antiguo y de diferentes estilos. Me apasiona. Para poder dar salida a toda esa música que colecciono, suelo pinchar en eventos de muy diferente índole, lo cual no es nuevo para mí. Dada mi inquietud he estado promoviendo también eventos en diferentes espacios, clubs vintage, museos, bares, etc.. A la vez, soy invitado a pinchar en diversas fiestas, presentaciones, festivales o inauguraciones. Como actualmente me dedico plenamente a mi familia y a mi trabajo, la música es mi vía de escape y sigo disfrutando como siempre o más. Junto a mi socio Juan de la Colina, promovemos en Coruña un festival de arte y música electrónica a partes iguales, Artec, y del que estamos muy orgullosos por la calidad de los artistas participantes y por la buena acogida de la crítica y del público. En toda esta etapa en Coruña hemos invitado a artistas como Baby Ford, Funckarma, Dorian Concept, Musiccargo o Sleepachive entre otros. El caso es seguir como sea. Muchas gracias a vosotros por la entrevista y espero que la fiesta de Tower of Meaning sea un éxito, igual que lo es el blog. ¡Enhorabuena por ello!

"Madrid en los 90: entrevista a Fatfish" es una entrevista de Abraham Rivera.


Fatfish estará pinchando junto a DJ Rolando el viernes 14 en Siroco. Entradas anticipadas en Ticketea: http://www.ticketea.com/dj-rolando-ostgut-ton-delsin-eeuu-en-el-2o-aniversario-tower-of-meaning