viernes, 11 de mayo de 2012

El cantante en el metro: Damon C. Scott y Storm Queen (2)


Segunda parte del artículo de Shuja Haider para Viewpoint que traducí al castellano. Si te perdiste la primera parte puedes leerla en este enlace.

__

Geist no descubrió a su pareja en Storm Queen en el metro, como algunos publicistas han ya asumido. Como buen músico venido de una familia de músicos - su madre tocaba en Earth Wind & Fire - Scott había llegado ya a oídos de Geist. Inspirado por su voz, Geist empieza a escribir canciones para llegar al tono de Scott: "Escribo todo, incluyendo las letras y las melodías vocales. Suelo hacer una maqueta con mi horrible voz, entonces se lo envío a él. Sin embargo, Damon es un tipo increíble y con frecuencia hago uso de sus tremendas improvisaciones vocales. Por lo general, es un trabajo de edición y de algo así como "jugar al Tetris" con las notas vocales. Me gusta mantener la música de Storm Queen simplificada, por lo que corto-pego y me organizo más tarde con sus improvisaciones vocales. Los resultados son cuanto menos alucinantes." "Look Right Through" (2010) e "It Goes On" (2011), no son solo las mejores canciones de baile de sus respectivos años, son también pretendientes a mejores canciones de ambos años. En una sociedad justa, deberían estar incrustadas en tu cabeza.

"Seven long years of moving through the streets, Letting people in, but they don’t talk to me, They look right through, Just like you" Letra de 'Look Right Through'

Al igual que la música misma, "Look Right Through", comienza con un clap. El clap lleva a un ritmo de batería, lo que conduce a una melodía de sintetizador. La línea de bajo que sigue, filtrado de una progresión de acordes que recuerda a una balada pop años 50 a través de la tartamudez síncopa. El brillo engañoso de la música pronto se complica con la entrada de la voz quejumbrosa de Scott, que lamenta la pérdida de un amante.



"It Goes On" también empieza con un "clap" que te conduce lentamente a una descendiente línea de bajo. Es otra canción de ruptura, esta vez frente al hastío de la vida cotidiana, sin contacto humano íntimo. La monotonía de la soledad se refleja en la insistente repetición de estribillo de la canción: "Day after day, after day..." La canción es un escaparate aún mejor para el arte vocal de Scott, que improvisa y armoniza con la misma finura de las permutaciones del groove. Al final, el loop que en un principio constituye la base de la canción se hincha en rearmonizaciones casi atonales, como si de promulgar musicalmente el ataque de nervios se describe en la letra de tratara.

Morgan Geist
Al igual que "Look Right Through", "It Goes On" apareció en las lista de lo mejor del año 2011 en medios como Resident Advisor, Little White Earbuds o Infinite State Machine. Pero a pesar de su accesibilidad, las dos canciones fueron ignoradas por las publicaciones tradicionales. La ignorancia voluntaria de los medios, particularmente de los norteamericanos, puede tener algo que ver en el por qué de que nadie hablara sobre la carrera de Damon Scott. Es algo que no sorprende a Morgan Geist: "Creo que es simplemente que la mayoría de la gente le encanta eso de lo que están hartos", me dijo, "y lo que están hartos es de la música pop, tipo Adele." Es necesario remarcar que la versión que Scott hizo de Adele podría incluso eclipsar su obra grabada, pero eso no debería ser una barrera para Storm Queen. Geist tiene previsto ampliar el proyecto e incluso invitar a más cantantes. Aún así, Damon Scott seguirá siendo "la voz principal" en Storm Queen; no habrá que esperar mucho para poder escuchar canciones con su voz como lienzo principal. "Estoy trabajando en dos o tres canciones que hemos grabado ya", dice Geist.



Scott sigue cantando en la calle 86. Geist dice que incluso ha tocado las canciones de Storm Queen allí mismo. Las estaciones de metro y los clubes de baile pueden ser ambientes de escaso arte para celebridades como Joshua Bell o un snob como Gene Weingarten, pero son las salas de conciertos de gente como Scott; sus halls particulares. Se horrorizó Weingarten que Bell, que a menudo cobra unos pocos cientos de dólares por entrada vendida, recibiera solamente 32 dólares en el metro. Pero esta es una realidad que estalla en la cara a músicos como Damon Scott a diario.

En un ensayo sobre el estudio de la inteligencia, el biólogo evolutivo Stephen Jay Gould escribió: "Yo estoy de alguna manera menos interesado ​​en el peso y las circunvoluciones del cerebro de Einstein que en la casi certeza de que las personas de igual o similar talento han vivido y muerto esclavizados en campos de algodón y maquiladoras."

Por lo tanto, no entre en el metro en busca de Joshua Bell. Si lo hace, usted podría terminar perdiéndose a Damon C. Scott.

__

http://viewpointmag.com/2012/03/01/the-singer-in-the-subway-damon-c-scott-and-storm-queen/