jueves, 10 de mayo de 2012

El cantante en el metro: Damon C. Scott y Storm Queen (1)


Probablemente ya lo sepas. A lo mejor has visto sus vídeos en youtube. Tal vez te suene su voz. Lo cierto es que el nombre de Damon C. Scott ha cogido impulso estos últimos meses. A continuación, os traduzco en dos partes (una publicada hoy jueves, la segunda el viernes) un artículo de Shuja Haider publicado en marzo de este año en Viewpoint Magazine que creo vale su peso en oro. Ahí va la primera.

___

En 2007, el columnista del Washington Post, Gene Weingarten y el ganador del Grammy, el violinista Joshua Bell, se unieron para gastar una broma a los viajeros del metro en Washington DC. Weingarten cuenta que lo que él llamó "un experimento en el contexto, la percepción y las prioridades, así como una evaluación de los gustos del público sin pestañear", apareció en un artículo del Washington Post el cual llamó "Pearls Before Breakfast". En él se describe la forma en la que Bell estaba en la estación de L'Enfant Plaza haciéndose pasar por un músico callejero del metro. Tocó una selección de piezas clásicas típicas de sus conciertos. Las tocó con su Huberman Stradivarius Gibson, una pieza de 300 años de antigüedad valorada en 3,5 millones de dólares. Los pasajeros, en lo que Weingarten llama a una de las estaciones "plebeyas", estaciones-que se encarga de mencionar que los empleados de Metro con frecuencia pronuncian mal su nombre-en su mayoría pasaron por el aro. A pesar de que cita a un filósofo kantiano y un conservador del museo diciendo que el contexto es parte de una obra de arte, y que él no puede llamar a estas personas ocupadas que trabajan los filisteos, Weingarten hace precisamente eso. Fue galardonado con el Premio Pulitzer por su trabajo.

En 2012, este insulto a los usuarios del transporte público ha adquirido la inmortalidad típica de la era de la información: se ha convertido en un meme. Un resumen del artículo está haciendo de las suyas, repitiendo como un loro el lamento de Weingarten, la gente de nuestros tiempos "no puede tomar el tiempo de nuestras vidas para quedarse un momento y escuchar a uno de los mejores músicos del planeta tocando alguna de la mejor música jamás escrita."

Según Weingarten, el experimento es el sonido, porque Bell no tocaba "canciones populares, cuya familiaridad sólo podría haber atraído el interés." En cambio, él tocó "obras de arte que han perdurado durante siglos en su brillantez, volando de música acorde con la grandeza de las catedrales y los halls". Pero para Weingarten, el valor cultural no es sólo una cuestión de tradición eurocéntrica, es una cuestión de dinero - la gente que pasaba delante de Bell se supone que debía escuchar, o por lo menos enterarse de que estaba tocando un violín muy caro.

Walter Benjamin escribió que los llamados "tesoros culturales" - como los violines Stradivarius, las partituras de Bach, o las actuaciones de Joshua Bell - deben ser vistos con "detenimiento". Deben su existencia no sólo a sus autores, "sino también al anónimo distanciamiento de sus contemporáneos."

¿Quiénes son contemporáneos de Joshua Bell? La hipótesis más ofensiva de Weingarten, que insidiosamente se reproduce a través de los medios de comunicación actuales, era que para llevar a cabo su experimento, sería necesario tomar un músico de la sala de conciertos y llevarlo hasta el metro.

Pero ya hay músicos en el metro. Damon C. Scott, por ejemplo, es un músico activo que canta en el metro todos los días. Ha pasado tantos años en las mismas condiciones de anonimato que un pez gordo como Joshua Bell no podría ni manejar en una tarde. Ya habrás oído hablar de Scott, o al menos te suena. Su perfil público aumentó repentinamente cuando una reciente actuación en la estación de 86o Street de Nueva York se convirtió en viral en internet. Pero Scott no se basó en un repertorio clásico, no tocó un instrumento multimillonario. Cantó la exitosa canción de Adele "Someone Like You", acompañándose de un djembe.


La actuación fue grabada en vídeo por Refinery29, y se extendió rápidamente. A Weingarten, interpretar una canción popular no le proporcionará un éxito inmediato; no estás compitiendo solamente con un original de comodidad familiar, que está en contra innumerables versiones de la cubierta por otros aficionados y aspirantes. Sin embargo, la rendición de Scott de Adele de la balada retro-soul supera a la original: la delicadeza de su voz cortada con grano arrugado, la propulsión rítmica de su djembé, se le añade un dinamismo rítmico y emocional que la original nunca tuvo. En la esfera de los social media, la mayoría de los reposts provino de un artículo sobre Jezabel, sino que también fue ofrecido en muchos otros lugares leídos. Después de todo, era una gran historia. Damon Scott salió de la nada y capturó los corazones de los espectadores de todo el mundo.

Lo que pasa es que él no salió de la nada. Si los periodistas que cubrieron el vídeo del metro hubieran hecho su trabajo, habrían visto que Scott es un cantante con al menos dos canciones grabadas bajo su nombre. Su voz no se acaba de escuchar en la estación de la calle 86a, pero se ha hecho eco a través de clubes de baile de todo el mundo durante los últimos dos años. Scott ha grabado dos colaboraciones con Morgan Geist, en su proyecto Storm Queen, veterano productor de música electrónica de baile que ha remezclado a The Rapture, Junior Boys o Franz Ferdinand. Pero es más conocido por su colaboración con Darshan Jesrani hacia finales de los noventa, con su proyecto Metro Area. Geist se interesó en la música electrónica, y, como estudiante de Oberlin, oyó el techno en su lugar de nacimiento - los barrios negros de Detroit. Su álbum de debut, 'The Driving Memoirs', muestra una fuerte influencia de la Ciudad del Motor. Fue un gran comienzo a una carrera dedicada a la explotación de la tradición americana de la dance-music.

Con Metro Area, Geist y Jesrani participaron en el tardío revival de la discomusic, el R&B y la new-wave, con la incorporación de complejas progresiones de acordes y de instrumentación en vivo dentro de una plantilla electrónica. Clásicos como "Atmosphrique" y "Miura" son básicos en el revival actual, llamado nu-disco. Los vinilos originales se han convertido en objetos de coleccionista. En 2004, Geist publicó 'Unclassics', ayudando a popularizar el arte del DJ como digger y rescatador de artefactos aparentemente anticuados. Pero, a menos que seas un seguidor de la economía alternativa de la música de baile (doce pulgadas, mixes, etc), nunca habrás oído hablar de Morgan Geist. A pesar de que Geist dice que la cultura del DJ finalmente "se ha colocado al lado de la del espectáculo", sigue siendo difícil encontrar muchos oyentes realmente interesados.


Ahora, esta historia se repite ella misma como una farsa. Damon Scott vuelve a aparecer en las noticias cuando salvó a una persona que cayó a las vías del tren, pero los medios de comunicación siguen negándose a hablar de Metro Area, Morgan Geist y su colaboración en Storm Queen.

Sigue aquí: http://towerofmeaning.blogspot.com.es/2012/05/el-cantante-en-el-metro-damon-c-scott-y_11.html