sábado, 29 de enero de 2011

BFC - Evolution (1990)


1990 fue el año en el que encarcelaron a Ike Turner por posesión ilegal de drogas. Estuvo entre barrotes cuatro años. También Madonna fue arrestada ese año por escándalo público simulando una masturbación en Toronto. Ese mismo año, Milli Vanilli admitían que abusaban del play-back en multitud de ocasiones. Saint Etienne, Dee-Lite, Leftfield, M-People, Disphosable Heroes Of Hiphoprisy o The Prodigy echan a andar, entre dudas algunos, con mucho éxito otros, durante los doce meses que van de enero a diciembre del año noventa. Pussy Galore, Spandau Ballet y Shalamar hacen el viaje en el sentido contrario. Depeche Mode asombran al mundo con Violator, consiguiendo su único número uno en las listas españolas hasta la fecha. También hablamos de 1990. The Good Son, Glider, Behavior, 99%, Bossanova: todos pertenecen también a ese año. Sinead O'Connor arrasa la FM mundial con una composición de Prince. Asistimos asombrados a la batalla entre Pepsi y Coca-Cola, también la llamada batalla de los raperos malos: uno trabajó su hit sobre una base de una canción de Queen, el otro lo hizo sobre otra de Rick James. Las originales estaban muy bien. Las de Hammer e Ice eran malas como la tiña y fueron lanzadas al mercado durante ese burbujeante año.





En mil novecientos noventa Carl Craig estaba empezando a labrarse un nombre. El de Detroit parió un maxi inolvidable ese bendito año. El lazo tendido entre Chicago y Detroit publicado en el subsello de Transmat, Fragile y que le proyectó hacia metas más altas es uno de los hitos de ese jodido año. Si tienes 550 euros, este promo es tuyo. Si te riges por parámetros menos inescrutables, tienes alternativas decentes.

1990 fue un buen año, demonios.


viernes, 28 de enero de 2011

Parecía ayer


Estos dos singles, publicados en enero del 2007 y 2008 respectivamente, son quizá los últimos grandes zarpazos de Kompakt. Vuélvala a tocar, Mr Pearson.






lunes, 24 de enero de 2011

[Mixtape 009] Chrissy Murderbot: 1991 Belgian Rave


Esta mixtape no es nada nueva. La descubrí leyendo un artículo atrasado de The Guardian el domingo pasado y, tras un par de escuchas, decidí incluirla en este blog no sin darle unas cuantas vueltas primero. El título no puede ser más explícito: sólo hay un par de canciones que no son de músicos belgas. La selección y la mezcla están a gran altura, con momentos "cheesy" (2 Unlimited), rave de geriátrico tulipán (Human Resource y el clásico Dominator), producciones del entonces ubicuo CJ Bolland o los multifuncionales Lords Of Acid. Este es el blog de Chrissy Murderboot, con montañas de mixtapes que abarcan cualquier cosa con el sufijo "core".

Descarga (MP3, 86.1 MB)Aquí tienen el tracklist
1. Digital Orgasm; Moog Eruption (Trance Mission)
2. Daydreamer; Happy Dreams (Dance Opera)
3. The Outlander; Vamp (R&S Records)
4. Channel X; Double Defused (Beat Box International)
5. Automaton; Inside Your Mind (R&S Records)
6. EDC; No Pills (Tink!)
7. Air of Gloom; Meditation (Astro Mix) (Beat Box International)
8. Code Red; In Your Dreams (Chrissy Murderbot Re-Edit) (Mental Radio)
9. Human Resource; Dominator (Frank De Wulf Mix #2) (R&S Records)
10. R.T.Z. Belgium; Dance Your Ass Off (Chrissy Murderbot Instrumental Edit) (Decadance)
11. Ottorongo; Five O'Clock My Ass (Holy Hole Music)
12. Channel X; Groove To Move (Instrumental) (Beat Box International)
13. 2 Unlimited; Get Ready For This (Orchestral Mix) (Byte Records)
14. Set Up System; Fairy Dust (Big Time International)
15. Laura D; Be Allright (Music Man)
16. Praga Khan; Rave Alarm (Underground Mix) (Beat Box International)
17. Fun Lab; Wave (Trance Mission)
18. CJ Bolland presents Ravesignal III; Mindwar (R&S Records)
19. Plexus; Cactus Rhythm (DiKi Records)
20. Rave Crusader; World Destiny (Flying Piano Mix) (Beat Box International)
21. Master Minds; E.M.F. (Mackenzie)
22. Meng Syndicate; Sonar System (Music Man)
23. Lords of Acid; Take Control (Complete Kaos)
24. Angel Ice; Je N'aime Que Toi (Love Mix) (Beat Box International)
25. The Mackenzie; Cyclotron (Atomic Kick) (Mackenzie)
26. Neon; Waves (Techno Mix) (Rave 55)
27. Frequency; Kiss The Sky (Lower East Side Records)

jueves, 20 de enero de 2011

Esplendor Geométrico - Moscú Está Helado (ISE8 edit)


Uno de mis culos inquietos favoritos sigue con la inspiración a plena máquina, con esa regularidad tras los platos que le permite incluso tener varias residencias en España, produciendo y remezclando con la calidad que nos tiene acostumbrados y descolgándose con podcasts cuando le sobra algo de tiempo. Como un buen gitano que ataca palos flamencos de los más amplios, el francés remacha ahora uno de los singles más descarados de los veteranos disidentes industriales Esplendor Geométrico, alargando la duración dentro de la lógica que manda en la original y mecanizando más si cabe la sección rítmica. Un edit elegante, nada sobrecargado y efectivo.

Descárgalo aquí. Vía A Few Things From Ivan Smagghe

A todo esto, el ex-Blackstrobe viene con proyecto nuevo bajo el brazo y cogido además de la mano de Roman Flugel: Kill The DJ lanzó (solo digital) "RMVN" hace menos de tres semanas.


RMVN [ivan smagghe & roman flugel] - amen adorno by killthedjrecords

Pincha en este enlace para más detalles.

martes, 18 de enero de 2011

The Joubert Singers - Stand On The Word (Instrumental)


Desde que me hice con el repress pirata de esta joya, anduve buscando algún rincón por internet en el cual dar caza al instrumental, que no dub, (ni tan solo lo pude escuchar). El maxi que rapiñé en HTFR no la incluía. Como en estos momentos no estoy dispuesto a pagar lo que se pide por este doce pulgadas, me conformo con saber cómo se estructuró la canción sin el coro gospel de la "First Baptist Church" de Crown Heights en Nueva York, que cantó en la grabación vocal el año 1982, la misma iglesia que frecuentaba Walter Gibbons. La semana pasada, alguien subió un rip a youtube. Es más de lo que esperaba.


La mezcla más popular del single vino de la mano de Larry Levan, que añadió un cálido piano a la ya de por sí maravillosa versión original. El mix más "alternativo" y por descontado, poco conocido, vino por cuenta de Tony Humpries (mano derecha de David Morales), e incluía LA versión instrumental, de acabado más "boogie", que aquí les dejo.





lunes, 17 de enero de 2011

Modern Talking - You're my heart, You're my soul (Rune Lindbaek & Todd Terje Edit)


Les tengo tirria a Modern Talking desde la adolescencia. Sonaban en todas partes. Entonces, no soportaba sus tupidas melenas, sus falsetes histriónicos ni sus estribillos especialmente sobrecargados de azúcar. Los edits de Todd Terje, en cambio, sin ser nada especialmente orgásmico, me atrapan. Manteniendo siempre las estructuras originales, el nórdico sabe cómo sacar jugo de cada track, apartando la paja y buscando el oro donde los otros sólo vemos incienso.



Descarga (11.7MB)
Modern Talking - You're my heart, You're my soul (Rune Lindbaek & Todd Terje Edit)

jueves, 13 de enero de 2011

[Mixtape 008] M.I.A. - Vicki Leekx


Las reacciones en relación a la última gira europea de M.I.A. no fueron tibias precisamente. Mientras por algunos lados se trata a la diva del underground como la quinta esencia de pop, ensalzando sus dotes escénicas y colocándola muchas veces a una altura exagerada, otros disparan con bala y recargan la escopeta con argumentos contundentes que apuntan al playback y el "todo vale". Todos ellos tienen parte de razón. Por si ello fuera poco, su último trabajo ("/\/\ /\ Y /\", 2010), acrecentó dudas entre los que se sienten más cerca del segundo grupo. Un disco flojo a todas luces, pero para nada indigno. Lo que nadie iba a imaginar es que la vuelta de la inglesa a sus orígenes "mixtaperos" ya sin el muy denostado Diplo, con descartes del álbum que más dolores de cabeza le ha dado, iba a devolverle el brillo perdido en la batalla.

En "Vicki Leekx", referencia descarada a la agitación provocada por Wikileaks, todo está donde tiene que estar. Desde la simpática introducción "We choose the right format, We leak the information to the public and we defend ourselves against inevitable legal and political attacks", uno se da cuenta que vuelve la M.I.A. más cargada de munición, la de Piracy Funds Terrorism Vol. 1 (2003) y con ganas de usarla contra toda lo que se menea a su alrededor, ya sea a base de descargas Baltimore sound, intensas ráfagas hip-hop, pop deformado, old-school cosquillosa y disloques repletos de baile-funk. Las sentencias políticas vienen con una carga lo suficientemente fuerte como para trascender más allá de la pista de baile, preparando terreno para agitar conciencias mientras las caderas se mueven solas.

Los samplers, acertadísimos, vocoders, en su punto, y filtros vocales, añaden mal rollo e intensidad emocional al acabado. Así que, los que daban a M.I.A. por muerta van a tener que rebajar el tono y aceptar que queda artista para años. Los que la ensalzan, deberían plantearse el motivo por el cual un disco de descartes le saca tres cabezas al trabajo oficial publicado solo unos meses antes.

Shouts también para Blaqstar, Switch y Danjahands, los que le echaron esta vez el guante en tareas de producción. Con una proclama interior  como "You can have my money, but can't have me", la mixtape solo podía ser gratuita.

http://vickileekx.com/

miércoles, 12 de enero de 2011

La nueva generación mash-up


Desconectado por activa y por pasiva del mundo mash-up desde hace ya bastantes años (acabé hartísimo), la sorpresa salta cuando menos te lo esperas. Es como ese estampado de camisa del que te has olvidado por completo y un día, estás de compras y ves que ha vuelto para quedarse.

El final del 2010 tuvo un par de pelotazos reseñables que no quería dejar de compartir. El primero lo conforman dos clásicos de distintas épocas. El acapella de Walking on Sunshine de Rockers Revenge  con mezcla original de Shep Pettibone y Arthur Baker, se reboza con la magnífica base de Timecode de Justus Köhncke, un auténtico clásico del house made in Kompakt.



El siguiente es bastante mejor. Trabajado sobre la brillante base del Dancing on my own de la cantante sueca Robyn y aprovechando uno de los mejores momentos en la carrera de Whitney Houston, justo a principios de los años 90 previa caída en picado al mundo de la droga, el "bootleg" se destapa como un track con vida propia. Vía Audioporncentral. Descárgalo de aquí.

Este es el geniecillo responsable: divideandkreate.com

lunes, 10 de enero de 2011

George Clinton y "Rodilla Profunda"


Al principio estaba James Brown, el 'sine qua non' del reino del funk, aunque el abuelo fue probablemente el primero que admitió que sin el Southern gospel, una pizca de blues y la contribución de Louis Jordan o Tiny Bradshaw él probablemente seguiría en Atlanta robando tapacubos a inconscientes que aparcaban apartados de sitios seguros. Una década después, cuando el "Soul Brother Number One" como algunos le llamaban, tenía otros apodos incluso más grandilocuentes, algunos de ellos canciones (Sex Machine, The Hardest Man Working in Industry o Mr. Dynamite), estaba cocinando el funk, el "hermano" Sly Stone se unió a él tras una reunión en la que las drogas corrieron como la pólvora. Finalmente fueron Bootsy Collins y Fred Wesley, los dos primeros ingredientes en la banda de James Brown, los que se movieron y se alinearon con George Clinton.

Detenido por posesión de cocaína y "parafernalia relacionada" (2003)
Nacido en a 1941 en Kannapolis (North Carolina), 'Dr. Funkenstein' tuvo que emigrar a la edad de 12 años a New Jersey donde en 1955 formó su primera banda: The Parliaments, nombre sacado de una marca de cigarrillos (foto dcha.) y modelado a su antojo. En 1959, The Parliaments ya eran una realidad. Los cuatro años que van del 60 al 64 se los pasan de sello en sello: Flipp, USA, Symbol o Golden World, previa audición fallida en Motown (Clinton era cantante de sesión del sello de Berry Gordy). Una persona que escuchó esa prueba dijo que eran una copia mala de The Temptations. El debut no se hizo esperar; en julio de 1967 '(I Wanna) Testify' llega al número 3 de las listas de R&B americanas, curiosamente su chartbuster más grande y que no lograrían jamás alcanzar



A partir de ahí todo iría sobre ruedas. En 1968 son requeridos por Westbound, sello donde años después grabarían algunos de sus álbumes más brillantes. El papel del productor Ruth Copeland fue esencial en el éxito posterior que Funkadelic gozaron, el eclecticismo que brindó a la banda (de adolescente se fogueó con el folk de alcoba) fue fundamental. Copeland venía de grabar a Jeffrey Bowen en la mítica Invictus Records (el sello de Holland-Dozier-Holand), y puso su grano de arena para unir el funk con el rock psicodélico, creando lo que vino a llamar P-Funk, etiqueta que no es sino un retrato psicológico del propio Clinton, un cachondo capaz de con una mano parodiar la portada de I'm Still In Love With You del intocable Al Green mientras con la otra se echa unas carcajadas a costa de los Panteras Negras de Huey Newton.

Uncle Jam Wants You, (referencia nada gratuita a la propaganda del ejército americano Uncle Sam wants you), undécimo álbum de su carrera y probablemente unos de los discos más conocidos junto a Maggot Brain y el superventas One Nation Under a Groove (¿quién dijo que una banda de funk no puede hacer rock?), fue un punto de inflexión en la carrera de Clinton: los 15 minutos de delirio de (Not Just) Knee Deep, con ese riff archiconocido después gracias a De La Soul, es una de las piedras de toque de su carrera, una gran influencia para productores de hip-hop de todo el mundo y una obsesión años ha para el abajo firmante. Por si eso fuera poco, se inmiscuye descaradamente en temas políticos y traza unos complejos acoples rítmicos difíciles de igualar en el funk incluso a día de hoy.


El disco, del que Clinton años después dijo que no se sentía orgulloso (el concepto original del LP era "salvar la música de baile del horror de la disco-music"), es casi con toda seguridad uno de los más prescindibles de su larga carrera, pero para nada es una indigestión o un trabajo incoherente en las formas. Freak of The Week y la ya citada (Not Just) Knee Deep son clasicazos de la música negra. El álbum se va diluyendo por la falta de garra a partir de la cuarta pieza. Años después, la leyenda de Clinton entre los músicos de color es directamente proporcional a sus largas trenzas de colores y no son pocos los que le utilizan vía sampler o le nombran en entrevistas como el gran artista del funk moderno que es: desde NWA, Gang StarrFatboy Slim, o Digital Underground, pasando por A Tribe Called Quest, Beastie Boys, 2-Pac, Massive Attack, EPMD, Common, Ice Cube, Jungle Brothers, Eric B & Rakim, Kurtis Blow o Public Enemy... interminable lista. Sí: el freak de la semana es toda una leyenda. Y es que, como dijo Sir Isaac Newton refiriéndose a Dios, si no hubiera un George Clinton habría que crearlo. Y a sus rodillas también.

Enlaces


viernes, 7 de enero de 2011

jueves, 6 de enero de 2011

Juno y los nuevos métodos de promoción


Se viene divisando un cambio en los cimientos de la industria musical provocado por lo digital. No es algo nuevo. Cada vez cuesta más encontrar gente que utilice vinilo por la noche o comprarlo en tiendas. Si bien la música de club funciona de manera algo distinta a los canales del pop o el rock, muchas de las nuevas formas de dimensionar el producto y sus formatos tienen semejanzas con esos géneros y su manera de funcionar.

Los "feedbacks", ¿útiles?
Aceptémoslo: los años de recibir vinilo o cd en tu casa para probar las novedades en el club antes que nadie han pasado a mejor vida. Mi padre, un dj de más peso que yo en sus años mozos, me contaba con la pasión de alguien que revive sus años de rebeldía, cómo durante finales de los años 60 y principios de los 70, recibía en la radio cajas y cajas de siete pulgadas, doce y casetes, con sus estampados de tinta en la galleta ("copia promocional, prohibida su venta"), los cuales pinchaba a su audiencia antes que nadie y luego trasladaba a la entonces llamada discoteca o 'boite'. El feedback entonces se movía de forma ordenada: industria primero, empleado de la música segundo y consumidor/aficionado/oyente en tercer lugar. La dictadura de lo que había. Así que estamos en un punto que hay que asumir que la revolución digital nos ha llevado a todos al mismo lugar (algunos le llaman libertad) sin posibilidad de elección en casi la totalidad de los casos. Ya no hay personajes esenciales en radios que manejen exclusividades (pienso en John Peel como un ejemplo de gestión óptima de recursos), tampoco los pinchas basan sus sesiones comprando en solo un par de tiendas como durante los años 80 y parte de los 90. Me parece justo. Es más instantáneo, barato y ecológico enviar un MP3 con la hoja de promo dentro de un email que mandar cincuenta cartas con cincuenta cd's a cincuenta personas de distintas partes del país o incluso del fuera de las fronteras cercanas como puede ocurrir en muchas oficinas de peso. Las novedades circulan mucho antes en WAV, MP3 o AIFF, pero ya no hay cd's en tu buzón cada semana ni vinilos de promo.

Así mismo, se ha convertido en habitual al recibir la promo digital, incluir a pie de email el anglicismo 'feedbacks'. Muchas de las misivas exigen al usuario -digamos DJ's, tenderos influyentes, locutores, productores que manejan el cotarro o blogueros en boca de todos, etc- un mail de vuelta con las reacciones (¿sinceras?) acerca de la producción. Cuantos más adjetivos rimbombantes, adornos peloteros, piropos de veinte pisos y signos de admiración haya, más posibilidades de alcanzar el objetivo, que no es otro que vender. En mi caso, mi poco peso global no varía la situación, pero sí influye cuando los nombres a pie de correo son los de cualquier pez gordo diciendo aquello de "Wonderful, I'll Play it till the End", o "fantastic slice of groovie-house" o tantas otras que leo semanalmente. Bien. Pues aquí muchas veces es donde empieza lo turbio del asunto. Muchos prefieren saltarse las reglas y cuelgan el 'promo pack' en webs tipo inevil (donde también se cuelgan singles enteros descargados de Beatport). No hace falta ser muy espabilado para verlo. La promo física tampoco garantizaba nada, pero alguno de los "códigos no escritos" del pinchadiscos le obligaban a no planchar un promo en vinilo jamás. Algunos siguen escondiendo las galletas cuando un intruso se acerca a cabina al más puro estilo northern soul, así que imaginen. Siempre he respetado esa manera de funcionar, la sigo respetando con el blog por muchos archivos que pueda llegar a colgar, trato de que la música que circula por mi blog esté fuera de prensaje o tenga su nacimiento hace más de 15-20 años. Si cuelgo algo actual es siempre con consentimiento del autor.
Promo pack de Sinchronize (Discodeine). Sep 2010.
Los "played by".
Cuando uno acude a una tienda -digital, virtual o física- necesita tener datos y a ser posible poder tener unas escuchas a buena calidad de lo que va a adquirir (o no). Así, el negocio ha ido adaptándose a las necesidades de los clientes al mismo tiempo que los compradores transformaban sus pre-escuchas en los platos de las tiendas en 'snippets' de minuto-minuto y algo con los que saborear parte de un maxi sin moverse del sofá. Los tenderos digitales, que no son tontos precisamente, siempre nutren al 'snippet' con la parte más interesante del track a fin de conseguir impresionar al oyente. Simples técnicas de ventas. Además de todo esto, algunos años atrás nos embarcamos en la moda de los 'played by', instrumento muy útil a niveles de melómano para saber quién pincha esta canción o aquella y poder coger una idea genaralizada. Cada maxi va acompañado con un pie que indica los compradores -desconozco cómo pueden llegar a saber algunas cosas o si simplemente se las inventan- si pueden tener afinidad con ese doce pulgadas a tenor de los nombres. Una forma muy útil de ganar más dinero, sin duda, pero muchas veces un impedimento para compradores de fuera del país donde la tienda tiene su base.

Ahí va un ejemplo. Chart de superventas house: http://www.juno.co.uk/house/charts/bestsellers/this-week/

Hablando de Juno
Juno, empresa modélica y, en términos mercantiles, siempre en la cúspide, acaba de lanzar un interesante programa de afiliados para atraer nueva clientela pagando al usuario en especias, es decir, en descargas digitales o descuentos del 15% en CD, vinilo, auriculares o reproductores. Esto, junto al gran catálogo que posee -tanto digital como físico-, su nuevo reproductor -un must-have ya para muchos blogueros- y sus cada vez más ajustados precios (siempre había adolecido de excesivamente cara) la están convirtiendo en un referente para empresarios que ven un negocio que, aun requiriendo una fuerte inversión, puede darles beneficios a medio-largo plazo. También para artistas que se autoeditan y prefieren mandar parte de su producción a lugares como éste y no a la tienda del barrio, teniendo la seguridad de que su obra será tratada con la máxima corrección y, si lo merece, catapultada. Un comercio justo pasa muchas veces por la inversión digital, adaptarse a los cambios es imprescindible para pisar firmemente en la aldea global. El día que algunos despierten puede que sea demasiado tarde. Para todos ellos, The Times, they are a Changing.