jueves, 14 de julio de 2011

Concierto: Flying Lotus @ Joy Eslava


Que un artista internacional visite la ciudad de Madrid en exclusiva es noticia gorda. Ese tipo de cosas suelen ocurrir en Barcelona, casi nunca en la capital de España. Por lo tanto, anoche, había plan de los buenos. Acudí a Joy Eslava con altas expectativas. Al salir de casa ya estaba visualizando un concierto que tenía en la cabeza desde que "Cosmogramma" (Warp, 2010) se acomodó en mi corteza cerebral como el clásico que es. Era el típico concierto es el que está todo el mundo. Avisté ya antes de acceder a la sala a periodistas de moda, musicales y de periódicos de tirada nacional. Músicos de jazz, hip-hop, de electrónica y por descontado un montón de DJ's. También algún locutor de radio. De los famosos. Público de todos los palos: gorras DCShoes, flequillos indies, muchos orientales y de color. Esto, definitivamente, ya no parece el Madrid castizo. En fin, that was the place.



Sobre las 21:45, sin necesidad de telonero previo -lo cual se agradece-, el show arrancó. El vienés Dorian Concept a la derecha, teclados y sonrisa permanente en el rostro. Se le ve un bonachón. A la izquierda, enfrente mío Richard Spaven. Semblante serio, impávido y con sensación de fragilidad. El tipo es realmente flaco. En mitad del escenario, con un iBook 15" y una Maschine al lado, anchos brazos, suelto como quien está solo en casa, Steven Ellison. Él es el centro del mundo esa noche. Del mío.

Tras una intro muy del gusto de Sun Ra, los primeros beats empiezan a crujir en la PA. En el tramo inicial de concierto, Ellison enfoca sus artes y pule su Ableton Live hacia el hip-hop cósmico: suenan "Dance of The Pseudo Nymph" y "Galaxy in Janaki" ya con los primeros brazos en alto. El clímax va cogiendo forma en la segunda parte. Afrofuturismo, jazz, d&b y mucho cosmic... del cielo van cayendo una tras otra y sin pausa "Do the Astral Plane", "Mmm Hmm" o "Computer Place". Uno de los mejores momentos de la noche llega con "Nose Art" (¡qué graves!), justo en el momento que consigo girarme para otear el panorama: la sala baila, vaya si bailan. No es que el sonido de Joy Eslava fuera el mejor posible, pero estamos bien situados y se nota. En mi opinión, el show estuvo bien sonorizado. A la salida algunos de los asistentes me comentaron que había sonado "horrendo" o simplemente "mal". Tras haber dejado reposar la noche unas cuantas horas, sigo sin ver el motivo de tanto gruñido. De todas formas, sigamos con lo realmente importante.



Hay un punto de inflexión a mitad del set. FlyLo empieza a soltar sampleados. El primero que consigo reconocer (es probable que anteriormente soltase algún otro recorte y se nos pasara) es "Out in the Street" de Africa Hitech. En un santiamén caen más. Y de repente, parón (hubo creo recordar, cuatro). Por los altavoces suena Odd Future; Ellison coge el micro y rapea tímidamente. Comunión total con el gallinero, todos conocen a OFWGKTA. Desde ese momento en adelante, todo es más uptempo. Entran cajas más gruesas y los halos cósmicos empiezan a dispersarse. Crece la velocidad, galopa el público y baila hasta el técnico de sonido. El final crepuscular fue sencillamente espectacular. Cuando se encienden las luces, Ellison está ya sentado al borde del escenario, chocando los cinco, repartiendo sonrisas e incluso dando algún abrazo. Se le veía radiante y conocedor de que el set, en términos generales, fue maravilloso. Tuvo hasta tiempo para, en un castellano básico, anunciar la fiesta que vendría después en la sala Charada a la cual acudió por sorpresa para pinchar casi dos horas. Ahí es nada.


A continuación, algunas fotos que pude tirar desde casi primera fila al final de la noche.













Edit, 15/07: adjunto también unos vídeos.



0 comentarios:

Publicar un comentario