martes, 2 de noviembre de 2010

The Jellies: Jive Baby On A Saturday Night


Imagino que son pocos los que conocen la bizarra y perdedora historia de The Jellies, grupo inspirado por Talking Heads, B52's y demás bandas de la era de gran caudal de la new-wave que tan solo pudo grabar este single. El fracaso de todo lo que rodeó la edición y distribución del 7 pulgadas es una curiosa historia que el blog WMFU contó detalladamente hace un par de años (antes incluso de esta reciente reedición) y que trataré de resumir brevemente. El siete pulgadas se ha transformado en un precioso doce plagado de extras bajo el inconfundible savoir-faire del sello inglés Trunk que tanto nos gusta en el blog. Siguen quedando copias en stock en su tienda online.



Única foto que existe del grupo (1981)
Nos trasladamos a 1980: dos estudiantes recién graduados en Cambridge juntan el dinero que ganaron trabajando un verano entero para autoeditarse un single. En navidad de ese mismo año, tras meses ensayando versiones en su garaje, plasman sus ideas y prensan 1000 copias en su sello, Jelly Records, creado especialmente para la ocasión. Es curioso que ya en esos momentos nadie apostara por ellos. El desastre asoma por la puerta a las pocas semanas, ya que a pesar de tener el apoyo de ilustres como John Peel, que radia la canción en su programa no pocas veces, no logran vender más de 30 copias, ¡15 según algunas fuentes!. El resto de acetatos acabaron en vertederos de la zona de Cambridge. La historia de un fracaso artístico que ahora se dignifica, aunque seguro que a ellos les han entrado las risas. Sigan leyendo.

Descrito por los mismos músicos como "minimal-disco", el single es un magnífico cruce entre el rock minimalista sixties de The Monks y el disco-not-disco de Connie Case o Konk. La notoriedad masiva vino las yemas de los dedos de la leyenda de las juventudes sónicas Thurston Moore, que, después de encontrar un 7" perdido en una tienda lo pinchó ¡diez! veces seguidas en una fiesta durante el invierno de 1997. El maxi va con versión original, radio edit y tres remezclas contemporáneas, respetuosas y suficientemente dignas como para desembolsar las menos de 5 libras que cuesta el 12 pulgadas. Adelante.



0 comentarios:

Publicar un comentario