martes, 24 de agosto de 2010

El balearic beat de Pete Tong y Paul Oakenfold


Antes de nada hay que dejar un tema claro para los no-iniciados. El revival balearic que inunda los clubes desde hace un par de años tiene poco o nada que ver con el sonido original de Ibiza de finales de los 80, basado en una estructura melódica libre (que enmarca desde Pat Metheny a Peter Gabriel pasando por Enzo Avitable, Fleetwood Mac o The Blow Monkeys) de la música por encima de la fórmula matemática del sonido que reina ahora (Lindstrom, Reverso 68, Fontan o Studio), y que este artículo, con fecha de julio del 88, trata con tanta soltura. 

"Para cuando las ediciones de julio 'trendy-glossy' de las revistas lleguen a los quioscos, ya no serás capaz de escapar de una de las últimas tendencias de la música de baile que más van a dar que hablar: el balearic beat. No serás capaz de pisar sitios como el Groucho, el Freds o el 'Greasy Spoons' en Crip Road (Hammersmith) a no ser que conozcas vocábulos como Schoom, Future, Amnesia, Spectrum, Ecstasy, Jibaro, Matey, 'Get Right On One', Trip, Fini Tribe, 'The Bells', 'Toppy Top Time', 'Happy Happy Happy', 'Why Why Why' y 'Kaw-liga'.

Ibiza, 1967
Por muy ridídulo que parezca, todos los involucrados insisten en que no es otro hype hinchado por la prensa y las discográficas, sino que lleva muchos años desarrollándose aparte. El crecimiento de este movimiento ha coincidido convenientemente con el interés masivo por el acid-house, de hecho el house está proporcionando gran cantidad de la banda sonora actual a todos los clubs de Londres, los considerados los pioneros de la escena. De todas formas no estaríamos equivocados si dijéramos que los pioneros se encuentran en Chicago y New York. Para hablar de inspiración y raíces de nuestra historia se desplaza a las Islas Baleares, en el mediterráneo este. Precisando más: a la isla de Ibiza, esa isla que durante un tiempo estuvo tan fuera de onda, el campo de batalla para busca-fortunas y horteras turistas ingleses de pantalones tejanos desgastados.

A pesar de las hordas de turistas ingleses en San Antonio, el Margate de Europa, Ibiza se las ha apañado para mantener un estilo de vida 'alternativo' y en contínua lucha contra los 'solterones'. Debido a la estructura geográfica y financiera de la isla, una 'subcultura' ha evolucionado y se ha desmarcado claramente de los jovenes fiesteros de entre 18 y 30 años que invadían la isla.

El Ku Klub es probablemente el que mejor reputación ha alcanzado fuera de las islas españolas 'gracias' a la actitud agresiva del personal de puerta encargado de velar por la seguridad. Parece que tampoco las pesetas son un problema para grupos como Spandau Ballet, Sade, Animal Nightlife o Wham a la hora de tocar en directo. Durante los primeros años 90, Ku rápidamente se estableció como el patio de recreo para la élite ibicenca (5 ₤ un vodka con lima), con especial encarecimiento también del precio de los taxis y los servicios mínimos en gran parte por culpa del indeseado turismo. 

El hotel Pykes no tardó en seguir los pasos de Ku, atrayendo jóvenes europeos con la intención de prendarles con las arenas doradas de las playas de Ibiza y juntándoles con otros jóvenes que estaban ya trabajando de DJ's, barmans o taxistas eventuales, los cuales habían decidido un poco antes que esas vidas eran mucho mejores a sus anteriores ocupaciones en sus respectivos países de procedencia.


 

Los 'nativos' ingleses en la isla enseguida descubrieron de las ventajas de tener caras familiares alrededor de ellos, apariciones regulares en clubs de moda con admisión y bebidas gratuitas. De hecho, clubs como Amnesia estaban llenos de 'aprovechados'. Amnesia fue, por cierto, el principal club de Ibiza durante el verano de 1987 (en 1986 había sido Pacha). Cada año se producía el 'club del momento' donde había que ir, donde se vislumbraban los próximos horizontes, las nuevas dimensiones de la noche ibicenca.

Chart DJ Alfredo
Alfredo, el DJ residente de Amnesia desde unos años atrás, fue llevado a Ibiza por sus jefes coincidiendo con la explosión del estilo 'alternativo', él es uno de los responsables principales -sino el máximo- de la tormenta eléctrica que se produjo al poco tiempo en los clubes de Londres. A pesar de que es justo decir que la mezcla de estilos entre negro/blanco, rap/soul o rock y pop nunca había existido, la decisión de mezclar acid-house con The Woodentops no fue un accidente para Alfredo. Esta corriente sería pronto empapada por gran parte de los DJ's británicos. Trevor Fung, -veterano DJ londinense- pasó más tiempo que nadie en Ibiza antes de la invasión masiva, ya había intentado sin éxito en 1985 exportar el sonido balearic.
Esto no pasaría hasta el verano de 1987, Paul Oakenfold, Nicky Holloway y Danny Rampling, todos ellos viviendo la intensidad de la experiencia de Amnesia durante la fiesta de cumpleaños del primero, el año en el que el sonido sería debidamente exportado.

El Project Club de Oakenfold (nombre tomado de un bar de Ibiza) y el Schoom de Rampling (ídem) tuvieron gran impacto durante la temporada 87/88. Holloway (otro veterano de Ibiza) también había tenido ya sus primeros flirteos con The Trashing Doves en Rockley Sands el verano de 1987. Oakenfold no tardó en avanzarles y montó la primera noche balearic en el West End londinense. Mientras el 'Project Club' moría debido a la entrada abrupta de la policía durante una noche de fiesta, nacía 'Future' y expandía en sonido por la capital inglesa. 


El 'Schoom' de Rampling fue el siguiente club en abrir en el West End y para enseguida dejar paso al 'Spectrum', abierto en el súperclub gay Heaven en Covent Garden. Todos los domingos por la noche se juntaban entre 700 y 900 personas dispuestas a bailar a DJ's como Nancy Noise, Colin Hudd o Johhny Walker además del mismo Oakenfold. El impacto de esas alucinantes noches llamó la atención de los más enterados del momento y en poco tiempo el 'Schoom' y el 'Spectrum' se establecieron como clubes básicos de la noche de Londres.

Musicalmente los clubs se mueven entre el Why Why Why de The Woodentops, Fini Tribe, The Residents,  y el Jíbaro, todas a mezclar con lo último del acid. Algunos no contentos con eso, han tomado la delantera con cosas como S-Xpress, M/A/R/R/S, Bomb The Bass o Simon Harris

FFRR va a lanzar los dos primeros 12" en plan balearic y además un recopilatorio: 
Sure Beats Working es la estupenda idea de Nicky Holloway, una mezcla dinámica de melodía baleárica y harmónica acidosa que ya ha proporcionado a Beats Workin, trío londinense, billete de vuelta a Ibiza para tocar el próximo verano entero. Por cortesía de Electra, algo más conocido por el nombre de Paul Oakenfold, llega el segundo lanzamiento; Jíbaro, probado en su hábitat natural para una compenetración perfecta. Y el tercero es el magnífico recopilatorio Balearic Beats Vol.1 de FFRR, el cual si tuviera que definir estaría en una categoría entre los ritmos house de Chicago y el indie-rock inglés. ¡Prueba la experiencia Ibiza!
"
---

Texto de Pete Tong y Paul Oakenfold. Extraído de Mixmag, julio de 1988. Fotos no incluídas en el artículo impreso.

Cabina del KU



Enlaces